Diseñar una estrategia de email marketing

Evidentemente, diseñar una estrategia de email marketing propiamente dicha es una tarea propia de un publicista, mejor si es experto en publicidad online. Pero cuando se está comenzando, a menudo no se dispone del dinero necesario para llevar a cabo esta contratación, por lo que uno mismo tienen que ocuparse de todo.

Por eso, es importante centrarse muy bien y saber exactamente qué se quiere conseguir y con qué contamos para hacerlo. Los objetivos de una estrategia de email marketing suelen ser muy diferentes: fidelizar, atraer a nuevos lectores/compradores, presentar algo nuevo etc

Pero básicamente se resumen en dos objetivos finales: vender más en una tienda online o atraer más lectores para un blog que se pretende promocionar.

La importancia de las newsletters

Las newsletters son muy importantes en estas campañas de email marketing. Son la manera en la que se establece una comunicación directa con el cliente/lector y por eso hay que plantearse algunas preguntas básicas que son las que van a marcar la planificación de la estrategia:

– ¿Cómo nos vamos a dirigir al cliente/lector? Aquí no solo nos vamos a plantear la forma en la que nos vamos a dirigir a los clientes, si con un tratamiento formal o de tú a tú. También nos vamos a plantear la imagen que queremos que tenga la newsletter, sus colores, la distribución de las imágenes etc.

Todo esto es muy importante, porque el impacto visual que tenga la carta sobre el cliente determinará en gran número de casos si le presta o no atención. Por eso, es importante que trasmita la imagen que se pretende dar: seria, profesional, dinámica, informal, divertida…

– ¿Con qué frecuencia lo haremos? No hay por qué fijar una frecuencia fija, no tenemos por qué decir que se enviará una newsletter cada quince días o cada tres semanas. Lo adecuado será enviarlas cuando haya algo que decir, ya sea una nueva entrada en el blog o una oferta interesante.

Es importante mantener una frecuencia más o menos fluida para que el cliente no se olvide de nosotros, pero sin agobiar con un exceso de correos que pueden hacer que acabemos relegados a la bandeja de spam.

– ¿A quiénes nos vamos a dirigir? Aquí, lo importante es la base de datos. La base de datos tiene que estar siempre actualizada de modo que aquellas personas que no abren los mails durante mucho tiempo o los envían a la carpeta de spam puedan ser borradas para que no acaben siendo motivo de penalizaciones por parte de los buscadores.

– ¿Con qué motivo lo haremos? Los motivos dependerán de qué queramos conseguir en ese momento: informar de una nueva entrada en el blog si queremos lectores; de una oferta interesante si queremos compradores; dando información sobre algún producto si buscamos fidelizar…

– ¿A través de qué plataforma? El envío de la newsletter es recomendable hacerlo a través de una plataforma que permita realizar todo de forma fácil, preferiblemente en castellano y que además disponga de opciones gratuitas para poder probarla antes de contratar un servicio más amplio si fuera necesario hacerlo.



Leave a Reply